Justo Campeón

domingo, 3 de setiembre de 2006

Partido Final





España derrotó a Grecia por 70-47 en la final del Mundial de Básquetbol de Japón. El equipo de Pepu Hernández tuvo a Garbajosa y Navarro, ambos con 20 puntos, como goleadores y obtuvo el primer título de su historia. El argentino Pablo Estévez integró la terna que arbitró el partido decisivo.

Fue un comienzo parejo, con ambos equipos mostrando la misma intensidad defensiva que a lo largo del torneo, esa que los condujo a pelear por el título. Felipe Reyes, quien arrancó como titular con la difícil tarea de reemplazar al lesionado Pau Gasol, tuvo un importante trabajo en la zona pintada, cargando al rebote ofensivo y encontrando huecos en la defensa hombre a hombre que proponían los dirigidos por Giannakis. En el otro costado, el conjunto español se plantaba en una zona 2-3 pero ajustaba con doble marca sobre el pivote Papadopoulos cuando éste recibía el balón.

Se alternaron en el liderazgo hasta que España pudo meter un parcial de 8-0 con sendos triples de Calderón y Navarro para el 16-9. Los ingresos de Papaloukas, Spanoulis y Schortsianitis no pudieron torcer una historia que se complicaba para Grecia a partir de la presión asfixiante de su rival, que ganó el primer cuarto por 18-12.

Navarro y Garbajosa empezaron a castigar desde el perímetro y los de Pepu Hernández se escaparon por 16 (28-12). El entrenador griego rotaba a sus jugadores buscando respuestas, pero los suplentes de España estaban tanto o más inspirados que el quinteto inicial.

Marc Gasol se fajó mano a mano con Schortsianitis en la llave y se hizo amo y señor de los tableros, mientras Cabezas conducía con criterio y abastecía a Jiménez y Berni Rodríguez. Así, los españoles sacaron una ventaja de 20 puntos y se fueron con esa amplia luz al descanso. El 43-23 parcial era una clara muestra de la diferencia que hubo entre uno y otro en los primeros 20 minutos.

Giannakis debe haber hablado y mucho en el vestuario y eso quedó de manifiesto en la reanudación. Diamantidis reaccionó y marcó los cuatro primeros tantos del tercer cuarto para reducir la ventaja a 16, pero Marc Gasol y Calderón pusieron las cosas en su lugar (47-27). La defensa española aflojó un poco y Kakiouzis ganó algo de protagonismo, pero los minutos corrían y la diferencia se mantenía cercana a los 20 puntos, lo cual era un pésimo negocio para los griegos. El parcial finalizó 54-34 y había aroma a partido definido.

Otra ráfaga española terminó por sentenciar la historia (63-36). A esa altura, Grecia ya no oponía resistencia, mientras Navarro y Garbajosa se lucían a puro triple. Llegó el final del partido y el estadio de Saitama se rindió a los pies de España, un soberbio campeón.

El conjunto de Pepu Hernández dejó a su rival en 47 puntos, permitiéndole 12, 11, 11 y 13 tantos, respectivamente, en cada cuarto. Una vez más se cumplió aquella vieja y cierta frase que habla de que "los ataques ganan partidos, las defensas ganan campeonatos". Al margen de la excelente labor protegiendo el aro propio, los españoles tuvieron un ataque ordenado y gran efectividad en triples (40%).

Se cerró otro capítulo en la historia grande de este deporte. Durante 16 días, Japón fue escenario de una brillante fiesta en el que fue, como se predecía, "el Mundial de la defensa en zona". En el horizonte aparecerán los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 y, dos años más tarde, una nueva cita mundialista, esta vez en Turquía. Allí se volverá a escuchar el pique de la naranja sobre el parqué y renacerá esta gran pasión que se llama básquetbol.

Etiquetas: , ,

Sin Podio

sábado, 2 de setiembre de 2006

Partido Por El 3º y 4º Puesto


Argentina cayó ante Estados Unidos 96-81 y se quedó abajo del podio. Tal vez el durísimo golpe anímico que significó la caída de ayer ante España o el desgaste que la semifinal les produjo a las principales figuras del equipo de Sergio Hernández fueron decisivos en el final. Pero esto no alcanza a opacar el muy buen trabajo de la Selección en el Mundial de Japón.

Al igual que ayer ante España, Argentina arrancó a toda máquina. Con una magistral conducción de Pepe Sánchez (el mejor base del torneo, sin dudas), un trabajo brillante de Scola cerca del canasto (12 puntos en el primer cuarto) y algunos aciertos de Oberto y Nocioni se escapó 15-6. También resultó clave el alto porcentaje de efectividad en dobles (68,7% en el primer cuarto), fundamental para impedir que los norteamericanos corrieran el contraataque y consiguieran puntos fáciles.

En el segundo cuarto surgió la figura de Delfino. En ese parcial, el santafesino mostró pasajes de altísimo nivel, incluido una tremenda volcada en la cara de Wade después de perder la marca de LeBron James en una cortina de Wolkowyski. Inmediatamente, un triple de Herrmann volvió a poner a la Argentina nueve puntos arriba (43-34).

A partir de allí se despertó Estados Unidos. De la mano de Carmelo Anthony (11 puntos en el segundo cuarto) metió un parcial de 12-3 y puso las cosas iguales en 46. Argentina sintió el golpe, comenzó a cargarse de faltas y se fue al descanso largo un punto debajo de Estados Unidos (50-49).

El partido empezó a definirse en los primeros tres minutos del tercer cuarto. Scola, el hombre clave de Argentina en el primer tiempo, cometió la tercera y la cuarta falta en sólo tres segundos y tuvo que dejar la cancha. La cuarta de Oberto contra LeBron James (22 puntos, 9 rebootes y 7 asistencias), que igual logró convertir el doble y sumar uno más desde la línea, terminó de complicar las cosas. A esa altura Estados Unidos había sacado diez (67-57).

El último cuarto fue un monólogo de Wade. El alero campeón de la NBA con Miami Heat anotó 18 de los 27 puntos del equipo de Mike Krzyzewski y con 32 se convirtió en el máximo anotador del juego.

Argentina se despidió del Mundial dejando todo en la cancha. Es difícil conformarse con el cuarto puesto después de haber acariciado la final en el choque ante España. Pero hay que recordar que cuando comenzó el torneo el objetivo era estar entre los cuatro mejores. Y se consiguió. Ahora hay que mirar para adelante. ¿Cuántos de estos jugadores aceptarán el desafío de continuar en el equipo para intentar repetir en China 2008 el oro olímpico conseguido en Atenas 2004?.

Etiquetas: , , ,

Dejarón Todo, Pero No Alcanzó

viernes, 1 de setiembre de 2006

Semifinal - Llave B





La ilusión argentina en el Mundial de Japón llegó hasta las semifinales. El equipo de Sergio Hernández cayó 75-74 ante España y resignó su chance de llegar al partido decisivo. Mañana, a las 7.30 de nuestro país, el conjunto albiceleste buscará el tercer puesto frente a Estados Unidos. Los europeos, en tanto, chocarán por el título con Grecia.


La Selección tuvo un arranque eléctrico, con mucha concentración en defensa y alta precisión en ataque. Sánchez, Nocioni y Scola le dieron al equipo de Hernández una ventaja inicial de 7-0. España alternaba entre la marca personal y la zona, pero no lograba neutralizar la buena efectividad argentina en los tiros de tres puntos.

Oberto, quien venía realizando un excelente trabajo en los tableros y conteniendo a Pau Gasol, cometió su segunda falta con 5:20 por jugar en el primer parcial y el marcador 13-4. España lo supo aprovechar y se acercó gracias a los lanzamientos externos de Garbajosa (7 puntos). Un triple de Nocioni, sin embargo, cerró el cuarto inicial 21-15 para Argentina.

Con Calderón y Navarro neutralizados, el entrenador español mandó a la cancha a Sergio Rodríguez y Rudy Fernández. Su apuesta le dio grandes resultados, ya que el ingresado Prigioni cometió errores en la conducción y los perimetrales de recambio llevaron a los europeos a tomar el liderazgo en el marcador (33-30).

Mucho se había hablado en la previa de lo importante que era no dejar que el conjunto español corriera. Argentina tuvo un par de minutos fatales y sólo pudo recuperarse con el regreso de Manu Ginóbili. El bahiense entendió que su penetración era clave y de a poco comenzó a lastimar a la defensa rival. A esa altura, la Selección ya no dominaba ampliamente en los rebotes como al comienzo y la acumulación de faltas personales era un problema a resolver.

El primer tiempo finalizó 40-38 para España, y la paridad en el resultado reflejaba la intensidad con la que se jugaron 20 minutos fantásticos de básquetbol. Era un partidazo y todo estaba abierto para la segunda mitad.

El goleo bajó sensiblemente tras la reanudación. Argentina perdió fluidez en ofensiva y Ginóbili tuvo que sentarse al cometer su tercera personal. Una jugada muy confusa en la que Jiménez le pegó un codazo a Oberto llevó a una discusión generalizada que terminó con una falta técnica cobrada a Pepe Sánchez. En ese momento, el partido era muy cortado y deslucido. Ambos equipos peleaban cada pelota con fiereza y España se mantenía al frente.

Algunas decisiones arbitrales bastante confusas dejaron a Delfino con cuatro faltas. Pau Gasol empezó a cobrar protagonismo en la llave y Garbajosa siguió muy efectivo desde el perímetro. La Selección no mostraba juego asociado pero se mantenía viva gracias a los triples de Ginóbili y Sánchez. El tercer cuarto finalizó 60-56 para los europeos.

Todo para España en el arranque del último parcial. Un triple de Sergio Rodríguez, quien fue decisivo saliendo desde el banco, y otro doble de Gasol le dieron a los de Pepu Hernández nueva puntos de ventaja (65-56). Ahí apareció toda la garra del equipo argentino, con un Sánchez valiente que castigaba desde atrás de los 6,25m. y un Nocioni que peleaba cada pelota como la última y penetraba a puro coraje. Wolkowyski también creció en su trabajo defensivo y la Selección quedó abajo por un triple (67-64) a cinco minutos del final.

Delfino salió por acumulación de personales y Ginóbili volvió a la cancha inspirado. Manu clavó un triple cuando se consumía el reloj de posesión y Scola le tomó una falta ofensiva a Jiménez. Estaba para ganarlo, pero Navarro (quien fue bien controlado durante todo el partido) anotó un doble y Gasol convirtió dos puntos desde la línea tras una acción en la que quedó lesionado en el tobillo.

Otra conversión de tres puntos de Sánchez dejó el marcador 73-70 para España y enseguida Ginóbili anotó dos más para el 74-72, tras un libre de Calderón. Rudy Fernández falló un triple, Manu también pero un valiosísimo rebote ofensivo de Scola abrió la puerta de la ilusión. El pivote del Tau Cerámica estuvo preciso con los libres y el marcador quedó 74-74 con sólo 22 segundos en el reloj.

Sergio Hernández pidió tiempo muerto y ordenó cortar con falta, una decisión acertada ya que Calderón pudo convertir solamente uno de sus dos intentos desde la línea. Así las cosas, Argentina quedó con la última pelota, que obviamente fue a manos de Ginóbili. El bahiense penetró pero no tuvo espacio para intentar al aro, así que abrió el balón para Nocioni, quien esperaba en la esquina.

Chapu lanzó el triple pero la pelota no quiso entrar. Los pocos segundos que quedaban se consumieron mientras muchas manos buscaban el rebote. El sonido de la chicharra decretó el 74-75 final y la consecuente clasificación española para la final del domingo, ante Grecia. No alcanzaron los 21 puntos de Ginóbili ni los 15 de Nocioni ante un conjunto europeo que tuvo el gran aporte de Garbajosa y Pau Gasol (ambos con 19 tantos).

Queda el sabor amargo de la derrota, si bien a la vez también reina la tranquilidad de haber demostrado coraje, juego de conjunto y una excelente conducta deportiva. Este grupo cayó ante un gran rival, probablemente el mejor equipo del torneo, pero dejó en claro que también sabe perder. Sin importar los resultados, estos jugadores nos representan de la mejor manera ante el mundo. Ganen o pierdan, son motivo de orgullo. Y eso no es poco en estos tiempos de egoísmo y mediocridad.

Etiquetas: , , ,

Aplastó Y Va Por Más

martes, 29 de agosto de 2006

Cuartos De Final - Llave 1 vs. Llave 2


Argentina derrotó 83-58 a Turquía por los cuartos de final del Mundial de Básquetbol de Japón. El equipo de Hernández logró el pase a las semifinales, instancia en la que enfrentará a España, el viernes, nuevamente en Saitama.

Durísimo. Así arrancó el partido, con ambos equipos apretando mucho en la marca y presionando a los portadores de la pelota. Argentina sacó diferencias gracias a una excelente defensa y buenas apariciones de Nocioni, Scola y Ginóbili (7-0). Reaccionaron los turcos de la mano de Akyol, pero un doble de Chapu le dio la ventaja máxima a los de Hernández (11-3).

Dos pérdidas consecutivas del conjunto albiceleste permitieron la recuperación de los europeos, que llegaron a pasar al frente (14-13) con un triple de Akyol. Sin embargo, Manu no aportaba mucho en goleo pero asistía consistentemente a sus compañeros. Entonces aparecieron Oberto y Nocioni para un parcial favorable de 4-0 que dejó a Argentina 22-16. El cuarto se cerró con un pick and roll fantástico entre Pepe Sánchez y Scola que el interno del Tau Cerámica convirtió en dos puntos con falta incluida. Habían pasado 10 minutos y la ventaja era máxima, de once tantos (25-16).

La segunda unidad argentina trajo más intensidad aún en defensa y pagó dividendos instantáneos en la ofensiva. Herrmann abrió con un triple, Delfino mostró la misma inteligencia que a lo largo de todo el torneo y Wolkowyski apareció errático en ataque pero muy trabajador en el otro costado, fajándose con los imponentes pivotes turcos. Con ellos en cancha, la Selección encontró respuestas ante la zona y se escapó 32-20.

Delfino tuvo un pasaje estupendo, con un triple y una avivada frente a la defensa turca cuando tenía que reponer desde el fondo y sólo quedaban 5 segundos en el reloj de posesión. Descontó Arslan para los europeos, pero Argentina se fue al descanso largo con sendas conversiones de Wolkowyski, Delfino y Oberto. Nada mejor que la diferencia más extensa para finalizar el segundo cuarto (43-23). Fueron 20 minutos soñados de la Selección, que jugó la mejor primera mitad en lo que va del Mundial.

Inmejorable manera de arrancar el tercer parcial: una daga de Ginóbili que cortó al medio la defensa turca para el toque de Scola. Nocioni volvió a decir presente para el 53-28 y Turquía tiró la toalla cuando Akyol (única arma en ataque con 8 puntos) cometió su cuarta personal y se fue a sentar al banco. Manu convirtió dos libres y un triple bárbaro para que Argentina sacara 30 de ventaja (58-28).

El grandote Kurtoglu tuvo una ráfaga de siete puntos que fue debidamente contestada por la Selección. El trabajo en equipo seguía dando sus frutos y el conjunto albiceleste volvió a tomar su diferencia máxima. La brecha ya era de 36 (75-39) y el cuarto se cerró con 35 de ventaja (75-40). Los últimos diez minutos estuvieron de más. Hernández apeló al recambio y el goleo bajó sensiblemente. Turquía pudo decorar algo el resultado, pero se fue del estadio con una paliza a cuestas. Los europeos sólo pudieron convertir 58 puntos, una muestra bien clara de la formidable defensa que enfrentaron.

Nocioni fue el goleador del partido, con 21 puntos. El alero de Chicago Bulls también aportó 6 rebotes. Además, Delfino registró 14 tantos y 8 recobres, y Scola terminó con 13 y 6, respectivamente. Akyol (11 puntos) y Erdogan (10) fueron los más destacados en el seleccionado turco.

Prueba superada. Y de qué manera. Solidaridad, esfuerzo, talento, todos los valores de este grupo salieron a relucir en este momento clave. Argentina lleva a otro nivel la definición de la palabra "equipo". Por eso da gusto ver en cancha a estos jugadores, que nos representan de la mejor manera. Que venga España, entonces, y a demostrar que el hambre de gloria sigue intacta. La ilusión está más fuerte que nunca.

Etiquetas: , , ,

Faltó Juego, Pero Sobró Talento

sábado, 26 de agosto de 2006

Octavos De Final - 1ºA vs. 4ºB

Estadísticas:
ARG 79 - 62 NZL

Sin necesidad de esforzarse demasiado, Argentina venció a Nueva Zelanda 79-62 y se convirtió en el primer clasificado para los cuartos de final del Mundial que se disputa en Japón. El próximo compromiso del equipo de Sergio Hernández será el martes ante Turquía, que hoy venció a Eslovenia por 90-84.

Fabricio Oberto (23 puntos y 10 rebotes) y Emanuel Ginóbili (28 unidades -9/11 dobles, 1/4 triples y 7/8 libres-) fueron los más destacados del equipo de Sergio Hernández, que hoy ya no rotó tanto el plantel y le dio más minutos a las principales figuras del plantel. El punto más flojo del equipo se vio en los lanzamientos a distancia: terminó con 1/18 en triples (la única conversión fue de Manu a 3' 40" del final).

Fue tibio el arranque del equipo argentino. Aprovechó un sorpresivo comienzo a todo gol de Oberto (anotó 11 de los primeros 15 puntos argentinos), para alejarse 15-6, pero la salida del cordobés a 2' del final del primer cuarto dejó al equipo sin respuestas en la ofensiva. Nueva Zelanda hizo desaparecer esa diferencia, y en el comienzo del segundo cuarto se acercó a tres (21-18).

En el segundo parcial surgió la figura de Ginóbili. Una ráfaga de ocho puntos del bahiense, y un doble de Prigioni en el minuto final le devolvió a la Argentina la diferencia de nueve (35-26). La Selección se fue al descanso largo con la sensación de que el partido no se podía escapar, pero para lograrlo debía ajustar su ofensiva.

La primera mitad del tercer cuarto alcanzó para definir el partido. Con otra ráfaga de Ginóbili, más las únicas conversiones de Nocioni (un doble) y Delfino (dos libres) en el partido, Argentina sacó 17 (56-39) y empezó a saborear la victoria. Nueva Zelanda intentó frenar al equipo de Hernández con permanentes cambios de marca. Probó con una zona 2-3, con hombre a hombre y con presión en toda la cancha, pero nada le dio resultado.

Para resolver en el último cuarto quedaba la falta de efectividad en lanzamientos de tres puntos. Los de Hernández llevaban 0-17, pero a 3'40" del final volvió a aparecer Ginóbili para que ese casillero de la estadística no quedara en blanco. "Tenemos que estar contentos de que nos fue mal hoy, que no necesitábamos los triples. Esperamos mejorar para el próximo partido", sostuvo Manu camino a los vestuarios.

Esta victoria sin demasiado esfuerzo en octavos deja la sensación de que para la Argentina el Mundial empieza el próximo martes, ante Turquía. Seguramente presentarán más opocisión que los neocelandeces, y ya no habrá espacio para puntos flojos. Además de la gran demostración de Ginóbili, la gran noticia del partido de hoy fue la aparición de Fabricio Oberto como una buena opción ofensiva. Si mantiene este protagonismo, puede ser decisivo para el futuro del equipo en el torneo.

Etiquetas: , , ,

A Puro Coraje

jueves, 24 de agosto de 2006

Grupo A - 1º Fase - Partido # 5

Así le ganó Argentina a Serbia y Montenegro. En un partido caliente que cerró una brillante primera fase, el conjunto de Hernández se impuso por 83-79 en Sendai y mantuvo el invicto. En octavos de final enfrentará a Nueva Zelanda, cuarto clasificado del Grupo B.

Luis Scola tuvo una brillante actuación y finalizó con 22 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias. Delfino (14 tantos), Ginóbili (13) y Nocioni (12) fueron otras figuras destacadas de la Selección. En tanto, Milicic (24 puntos) y Rakocevic (23) lideraron la ofensiva del perdedor. Ambos equipos intercambiaron canastas en el comienzo y se prestaron el liderazgo en el marcador. Argentina apostaba por el juego interno de Oberto y Scola, quien se mostraba muy certero en los lanzamientos cortos. Mientras, los europeos contestaban desde el perímetro con Rakocevic como principal arma.

Ambos equipos intercambiaron canastas en el comienzo y se prestaron el liderazgo en el marcador. Argentina apostaba por el juego interno de Oberto y Scola, quien se mostraba muy certero en los lanzamientos cortos. Mientras, los europeos contestaban desde el perímetro con Rakocevic como principal arma.

El buen criterio de Sánchez en el armado y la solidaridad colectiva en ataque lograban que siempre apareciera un jugador libre para ejecutar un tiro cómodo. Así, Argentina se escapó por seis puntos (17-11) y posteriormente encontró su máxima ventaja cuando faltaban dos minutos para el final del cuarto (22-13). Se jugaba con mucha intensidad y una zambullida de Ginóbili para recuperar el balón era la prueba fiel de lo que ocurría en la cancha. Cerraron mejor los serbios, y pudieron recortar la desventaja. El primer parcial terminó 22-21 para nuestro seleccionado.

Las imprecisiones dominaron tras la reanudación y los balcánicos tomaron el comando con un Milicic inspirado y dominante en la zona pintada (14 puntos y 6 rebotes hasta ese momento). Argentina alternaba entre marca personal y zonal, pero no lograba contener a Rakocevic, quien seguía castigando a distancia. Serbia y Montenegro quedó 37-21 arriba cerca del cierre, pero el buen ingreso de Herrmann (7 puntos) selló el 41-40 con el que los europeos se fueron al descanso largo.

El panorama se oscureció en el inicio del tercer parcial. La tercera falta personal de Oberto y una falta técnica cobrada a Nocioni que Rakocevic convirtió en dos puntos llevaron a los serbios a estar arriba 48-40. Algunas malas decisiones de la terna arbitral calentó el trámite y el juego se hizo muy áspero, sobre todo en la zona pintada.

Argentina no encontraba el rumbo, si bien se mantenía cerca gracias a la puntería de Pepe Sánchez desde la zona de tres puntos. Quedó todo abierto para la definición, ya que el tercer cuarto finalizó 66-61 para los europeos.

Delfino y Wolkowyski arrimaron nuevamente al conjunto albiceleste en los primeros minutos del cuarto parcial. El técnico Sakota se vio obligado a pedir minuto cuando su equipo quedó sólo dos puntos arriba (68-66). A esa altura, sin embargo, los de Hernández evidenciaban algunos problemas en defensa y Milicic seguía dominando en el poste bajo. En ese momento clave creció la figura de Delfino y el partido dio un vuelco.

El escolta de Detroit clavó dos triples consecutivos y contagió a sus compañeros. Wolkowyski comenzó a hacerse fuerte en el tablero propio y Ginóbili reingresó para poner todo su empeño en la defensa. Argentina pudo retomar el liderazgo con un doble de Scola y sacó tres de ventaja con una conversión de Manu (80-77).

Milicic, de enorme tarea, falló en la más importante del partido y la Selección lo definió desde la línea de libres. Así pudo festejar con todo, ya que si bien el "1" en la zona estaba asegurado, el triunfo ante Serbia y Montenegro sirve mucho en lo anímico y habla a las claras de un equipo que llega muy firme a la segunda fase. El sueño de subirse a lo más alto del podio está más vivo que nunca. ¿Cuál es el techo de este seleccionado? Afortunadamente, uno mira hacia arriba y por ahora no lo ve.

Etiquetas: , , ,

Avanza Con Gran Autoridad

miércoles, 23 de agosto de 2006

Grupo A - 1º Fase - Partido # 4

Ante Nigeria Argentina ganó por 98-64 y volvió a alcanzar la victoria por el repetido método de las dos anteriores jornadas: sacar ventaja desde el arranque para llegar al cierre sin sobresaltos. La diferencia estuvo en que esta vez los hizo por una vía como frecuente, como son para este equipo los tiros de tres puntos. La alta efectividad mostrada por los jugadores argentinos le permitió controlar el juego con comodidad y dar otra demostración de contundencia.

El comienzo argentino fue impecable, ya que entre Nocioni y Ginóbili acertaron los cinco triples intentados en los primeros 5 lanzamientos. Es cierto también que el equipo argentino le agregó, amparado en un excelente scouting del cuerpo técnico, una correcta defensa de Sánchez sobre el goleador Udoka. A partir de allí los argentinos manejaron el resultado con comodidad. Ya el primer cuarto marcó una ventaja de 29-20.

Los siguientes 5 minutos del partido continuaron mostrando a Argentina claramente superior. Sin embargo, el rendimiento del equipo de Hernández cayó en los últimos minutos del parcial y permitió que Nigeria, con su estilo intenso y de presión sobre el rebote ofensivo lograra acortar, aunque sin inquietar la victoria argentina (41-30).

En el tercer cuarto Argentina sentenció el partido, ya que ganó ese parcial por 15 puntos (32-17). Realizó una gran defensa, provocando malos tiros (35% en tiros de cancha) y 16 pérdidas totales en los nigerianos para sacar una ventaja indescontable. Oberto (8 recobres) controló el rebote, Ginóbili (4-5 dobles, 3-4 triples y 3-3 libres) perforó la defensa rival desde todos los ángulos, Nocioni (4-4 dobles y 5-5 triples) cerró una tarde perfecta y Scola (5-6 dobles y 5 rebotes) desequilibró en la zona pintada, donde a pesar de la fortaleza de los africanos, Argentina convirtió 40 puntos. Los 26 puntos de ventaja al término de los 30 minutos parecían la justa diferencia entre ambos equipos.

En el último cuarto Argentina paseó su superioridad por el Sendai City Arena, mientras mostraba la puntería de Sánchez (3-3 triples y 5 asistencias) y los aportes de Delfino (7 rebotes) y Herrmann (12 puntos, con 4-6 dobles). El equipo mantuvo su alta efectividad de lanzamientos (64% en dobles y 47% en triples) ante un equipo que le planteó durante largos pasajes defensa zonal. Esto le permitió a Hernández rotar el plantel, mantener a todos en ritmo y darle descanso a algunos jugadores, ya que ninguno tuvo mas de 22 minutos en cancha.

Más allá del resultado ante los serbios, Argentina ya tiene asegurado su primer lugar en el grupo A. Es que aún con una derrota y una victoria de Francia sobre Venezuela en la próxima jornada, el empate de puntos entre argentinos y franceses beneficiaría a los campeones olímpicos por la victoria en la jornada inaugural. El partido ante Serbia y Montenegro se presenta como una dura prueba para Argentina, que cayó frente al último campeón mundial en la Copa Philips de Singapur por 64-83, que sirvió de preparación para el Mundial.

Etiquetas: , , ,